SATSE alerta de la clausura de 14.000 camas durante el verano

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha emitido una nota de prensa en la que denuncia el cierre de alrededor de 14.000 camas en los hospitales durante el periodo estival, con los consecuentes problemas derivados para los pacientes, tales como el aumento de las listas de espera, la dilación de las pruebas clínicas, las altas tempranas o la acumulación de afectados en espacios no habilitados para la atención, como los pasillos.

Al mismo tiempo, en el citado documento informativo, la agrupación sindical ha puesto de manifiesto que en el verano también se ve reducida la dotación de profesionales y servicios sanitarios de los centros, lo que repercute negativamente en la atención que se dispensa a los ciudadanos.

De acuerdo con las cifras aportadas por SATSE, los números de cierre de camas por comunidades autónomas sitúan, por ejemplo, en 2.400 las unidades clausuradas en Andalucía, 3.000 en la Comunidad Valenciana, 2.300 en Cataluña, 1.000 en el País Vasco, 1.500 en Madrid y 900 en Galicia.

Desde la institución sindical han querido enfatizar que, de nuevo, algunas instituciones sanitarias “aprovechan el periodo veraniego para ahorrarse dinero a costa de la atención a los ciudadanos. No es admisible que se ponga el cartel de ‘cerrado por vacaciones’ a hospitales y centros de salud durante tres meses mientras las personas siguen necesitando sus servicios”.

Al cierre de camas, afirma SATSE, hay que sumar el descenso del número de profesionales enfermeros y fisioterapeutas, ya que no se sustituye de manera adecuada a los trabajadores que están de vacaciones; en este sentido, apuntan, los porcentajes de contratación de suplencias en este ámbito varían entre el 30 y el 75%, aunque las cantidades varían en función de las comunidades autónomas. Además, muchos centros de Atención Primaria no abren en horario de tarde durante el periodo estival, y esto supone “un nuevo obstáculo para el ciudadano a la hora de querer hacer efectivo su derecho a la salud cuando lo necesite”, subrayan.

A pesar del descenso de la presión asistencial en el verano, señalan desde el sindicato, en servicios o unidades específicos, esta no se produce de forma proporcional a la disminución de recursos humanos que se lleva a cabo “desde las instituciones sanitarias”, concluyen.

Noticias relacionadas:

Noches de verano

Suplencias de verano: un desafío que se repite anualmente

AMAS busca con urgencia enfermeras que quieran trabajar en las residencias durante el verano

Alertan de la grave falta de sustitutos para centros de salud este verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *