Libertad bajo fianza para la enfermera británica acusada de asesinar a 8 bebés

Letby trabajó como estudiante en prácticas en el centro público durante tres años, antes de terminar sus estudios en la universidad local y especializarse como enfermera infantil. Desde entonces, la acusada trabajó en la unidad neonatal, especializada en bebés que requieren distintos niveles de cuidados.

Cada año, esta unidad atiende a unos 400 bebés, pero desde finales de julio de 2016 dejó de admitir a niños nacidos antes de las 32 semanas de gestación, momento desde el cual no se han registrado más muertes.

Un informe publicado el año pasado por el Real Colegio Médico de Pediatras y Salud Infantil concluyó que no existe “ninguna causa” que explique el aumento de muertes en la unidad, registradas a partir de 2014. En ese año tres recién nacidos murieron, mientras que en 2015 lo hicieron ocho y en 2016 seis.

El inspector responsable de la investigación, Paul Hughes, dijo a los medios en el momento del arresto que se trata de una pesquisa muy “compleja y sensible” y que están “comprometidos a llegar a conclusiones (…) tan pronto como sea posible”. Un día después de la detención, la policía local investigó la vivienda de la acusada y la de sus padres en busca de pruebas.

Un portavoz de la policía de Cheshire -el condado donde se desarrollan las pesquisas- confirmó que la detenida había sido puesta en libertad bajo fianza. El agente resaltó que la investigación tiene “un gran impacto en todas las familias, personal y pacientes del hospital, así como en el público”, en general. “Es importante recordar que, en el corazón de todo esto, hay un número de familias afligidas buscando respuestas sobre lo que les pasó a sus hijos”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *