Navarra crea el Observatorio de Muerte Digna

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra ha anunciado la puesta en marcha del Observatorio de Muerte Digna, un nuevo organismo encargado de reflejar y dar a conocer el proceso de morir en la comunidad foral y velar por el cumplimiento de las garantías a este respecto, que están vigentes en la legislación de la región.

© Gobierno de Navarra

Así, de acuerdo con lo expuesto por el Ejecutivo navarro, el objetivo que se persigue con la constitución de esta nueva institución, como instrumento de vigilancia del proceso de morir, es detectar desigualdades, en cuanto a entornos y grupos vulnerables, a la hora de acceder a una muerte digna, así como establecer los procedimientos que controlen estas circunstancias.

Asimismo, otras de las finalidades y funciones del observatorio pasan por realizar encuestas a pacientes y profesionales para conocer y evaluar la atención psicosocial que se dispensa en esta situación, así como fomentar la investigación en este ámbito, elaborando periódicamente informes y divulgando sus conclusiones, destacan desde el Gobierno foral.

De esta forma, apuntan, algunos de los aspectos que tratará de asegurar esta nueva institución incluyen la información, el rechazo o la retirada de la intervención, el tratamiento del dolor y los cuidados paliativos, el documento de voluntades anticipadas, la elección del domicilio como lugar del final de la vida o, en caso de ser requerido, auxilio espiritual, entre otros, para respetar la libertad y la autonomía personales.

En este sentido, durante la presentación del Observatorio de Muerte Digna, que tuvo lugar el pasado mes de marzo, y a cuyo acto acudieron autoridades como Luis Gabilondo, director general de Salud, y Lázaro Elizalde, director del Servicio de Ciudadanía Sanitaria, Aseguramiento y Garantías, se puso de manifiesto que la decisión de formar este organismo, compuesto por profesionales y ciudadanos con especial interés en este ámbito, tiene su origen en que muchos de los aspectos previamente mencionados no cuentan con el suficiente análisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *