El hospital de Getafe lidera un programa de mejoras en la atención sanitaria de los ancianos en la UE

El Hospital Universitario de Getafe de la Comunidad de Madrid ha coordinado el proyecto FRAILCLINIC, que ha implicado a casi 1.500 pacientes y profesionales de siete hospitales de tres países europeos y ha evaluado la viabilidad y efectividad de un programa diseñado para diagnosticar y tratar ancianos frágiles en centros hospitalarios. El objetivo de este ambicioso proyecto es evitar el deterioro funcional y la progresión a la discapacidad, así como los diferentes eventos adversos asociados a la fragilidad (caídas, estancias hospitalarias prolongadas, reingresos…).

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha inaugurado hoy la Reunión de Cierre de este proyecto, en la que se han presentado los resultados preliminares de este análisis. En su intervención ha explicado que se entiende por anciano frágil aquel que tiene una disminución de las reservas fisiológicas y un mayor riesgo de perder funcionalidad y autonomía para las tareas cotidianas, lo que lo sitúa en una situación de mayor vulnerabilidad.

El hecho de presentar fragilidad hace que en este grupo sea más habitual la dependencia de familiares y obliga a menudo a cambios relevantes en el modo de vida. La fragilidad es actualmente un importante reto de salud pública, tanto en España como en la UE, relacionado con el acelerado envejecimiento de la población. Se estima que entre un 7 y un 12 % de los mayores de 65 años están en una situación de fragilidad que les hace más vulnerables a sufrir accidentes. Una situación que es más frecuente en las mujeres y que aumenta con la edad.

Las conclusiones preliminares del Estudio FRAILCLINIC señalan que los pacientes mayores y frágiles ingresados en diferentes servicios hospitalarios mejoran su capacidad funcional a los 3 meses de la hospitalización y se reduce su mortalidad y los reingresos a los 12 meses de la hospitalización cuando siguen las recomendaciones de tratamiento del equipo de Geriatría. Estos resultados permitirán realizar algoritmos de diagnóstico y tratamiento de ancianos frágiles para poder utilizarlos en la práctica clínica habitual, con el objetivo de mejorar su funcionalidad y calidad de vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *