Baleares exige un nivel B1 de catalán en Sanidad para consolidar la plaza y tener derecho a la carrera profesional

Tras el acuerdo entre PSIB y Més, se ha rebajado el nivel exigido a los profesionales sanitarios, que podrán presentarse a las oposiciones sin el certificado del catalán pero dispondrán de dos años para adquirirlo. Los que en dicho tiempo no acrediten el nivel B1 de catalán no perderán la plaza, pero sí sus derechos a cobrar la carrera profesional. Además, tampoco podrán optar a procesos de movilidad dentro del sistema sanitario balear.

Tras las discrepancias de la semana pasada el Més accedió a bajar el nivel de catalán exigido pero como requisito, es decir, los profesionales sanitarios deberán tenerlo a los dos años de haber obtenido una plaza en el Ibsalut. Así, en principio, el nivel de catalán exigido para médicos y enfermeros sería el B1, en lugar del B2 previsto inicialmente. Para categorías menores, como celadores, se exigirá el A2, en lugar del B1 inicial. A quienes al aprobar las oposiciones dispongan del certificado que acredite el nivel de catalán exigido, se les asignará una plaza definitiva.

A pesar de esta reducción, según informa Europa Press, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha calificado de “dantesco” que el Govern balear exija el catalán a los profesionales sanitarios por lo que les ha animado a “retirar dicho decreto afirmando que “los que pierden con esta medida son los pacientes y los profesionales del Sistema Nacional de Salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *