Un grupo de enfermeros vende camas en Wallapop para denunciar la mala situación de urgencias de La Paz

Un centenar de enfermeros pertenecientes a las urgencias del Hospital Universitario La Paz ha puesto a la venta camillas recién entregadas al hospital por la dirección del hospital. El objetivo es mostrar y hacer pública a modo de protesta la situación insostenible por la que están pasando. Los trabajadores critican el mal estado del departamento de urgencias y la falta de recursos tanto humanos como materiales que llevan demandado desde hace un tiempo y que, según el colectivo, nadie pone solución.

Además, desde @UrgenciasLaPaz, una cuenta de Twitter que crearon 126 enfermeras y 100 auxiliares en septiembre de 2016, también hacen eco de esta situación criticando esta falta de recursos de uno de los hospitales más prestigiosos y más valorados de la Comunidad de Madrid, tal y como se podía observar en los resultados del Monitor de Reputación Sanitaria (MRS), una evaluación independiente de los sistemas sanitarios españoles.

Hartos y cansados de que no se le haga caso, pusieron un anuncio de venta de 10 camillas a estrenar por un euro: “Maravilloso lote, nuevo, a estrenar, con precintos incluidos. No nos parecen las más adecuadas a las necesidades de nuestros pacientes. Se nos hace poco grosor de colchón y muy estrechas para que nuestros jovencitos nonagenarios estén horas y horas en espera de cama. URGE VENTA. Tenemos que dejar hueco para cuando nos colapsamos con los picos puntuales que ocurren a diario. Además no olvidemos que la gripe no ha llegado y está a la vuelta de la esquina. ”, dice el mensaje.

Por su parte, la dirección del hospital según informa El País, ha presentado una denuncia en un juzgado de guardia porque explican que “dichos bienes tienen la naturaleza de estar destinados a servir en la atención sanitaria que el hospital presta a sus pacientes y nadie puede ponerlos a la venta, ni aunque se trate de una queja contra el funcionamiento del hospital”. Finalmente, afirman que los colapsos se deben a “momentos puntuales” de saturación a determinadas horas del día, y aseguran que “no hay ninguna restricción económica ni de material ni de recursos humanos en el Servicio de Urgencias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *