Cada año cerca de 70.000 personas padecen esta patología

#Laostomíatedalavida, nueva campaña que busca romper tabúes sobre la ostomía

Se trata de un nuevo cortometraje protagonizado por varios actores famosos como Raúl Peña, Silvia Marsó, Victor Manuel o Marina San José acompañados de varios pacientes ostomizados. En pocos minutos son han sido capaces de retratar la vida de los pacientes de ostomizados. El objetivo de toda esta campaña era romper con todos los tabúes que lo rodean, poder dar visibilidad al paciente y dejar ver que pueden llevar una vida totalmente normal.

Alrededor de 70.000 personas conviven con este problema en nuestro país aunque no hay un estudio demográfico porque muchos pacientes son temporales, pero sí se sabe que cada vez hay más variedad de patologías que pueden acabar en ostomía. A pesar de afectar a tantas personas, sigue siendo una enfermedad bastante desconocida a día de hoy y muchas veces los pacientes que conviven con una bolsa para evacuar sus desechos orgánicos se enfrentan a su patología  en soledad, con riesgo de padecer aislamiento social, ansiedad, depresión y otros trastornos psicológicos severos. Rafael Jesús López, vicesecretario general del Consejo General de Enfermería, explica la necesidad de dar visibilidad al paciente ostomizado. En esta campaña se demuestra que se puede llevar una vida normal. Además, ha manifestado que “el Consejo continuará impulsando, potenciando y difundiendo la labor de las enfermeras expertas en estomaterapia. Para acabar con la inseguridad que siente el paciente es necesario contar con enfermeras preparadas, es muy importante su labor”.

El vídeo, patrocinado por Coloplast, presenta varios fragmentos muy emotivos donde tanto actores como pacientes entrelazan las voces para hacer ver que cualquier persona lo puede padecer y que la calidad de vida con la ayuda de la enfermera lo permite llevar con total normalidad. “Es una iniciativa totalmente necesaria. La idea fue hacer un vídeo para concienciar de que no son personas extrañas. Tuvimos que escuchar cosas que nos sorprendieron, voces que no eran conocedoras de esta realidad, que tienen una imagen totalmente equivocada ya que se puede disfrutar de la vida aunque lleves una bolsa, es casi como una segunda piel”, explica el actor y director, Raúl Peña.

Yolanda Martínez Cítores, enfermera que padece la enfermedad de Crohn, Natividad, que tuvo la ostomía a raíz de un tumor digestivo, o Josep son algunos de los protagonistas. Durante esta jornada y presentación del vídeo han querido contar su experiencia personal, hablar sin trabas de su enfermedad e intentar concienciar de la importancia que el apoyo de los profesionales y sobre todo de la enfermera especializada en ostomía.

Entre los testimonios nos encontramos con Josep que critica la visión negativa que se le da al paciente cuando le detectan la patología ya que, según explica, te la presentan como algo muy negativo, como el final de algo que no ha salido bien  y no como debería: el principio de una nueva vida. “El cirujano tiene un papel importante pero es la enfermera la que te acompaña en todo momento”, apunta este paciente.

Por su parte, Natividad, corredora de maratones, explica como su vida no cambió tras la ostomía. “Es cierto que tienes que acostumbrarte pero lo importante es recordar que si antes hacías cosas, después las seguirás haciendo y podrás hacer muchas más. Yo en ningún momento me planteé dejarlo, y aunque al principio tardaba 40 minutos en cambiarme la bolsa luego lo acabas estabilizando”, explica. Por último, Yolanda Martínez es enfermera y paciente a la vez, explica que no es para tanto que si sigues las pautas adecuadas puedes llevar una vida normal y plena. Todos ellos advierten que lo necesario es normalizar la situación, utilizar los dispositivos adecuados y, sobre todo, tener el apoyo de una enfermera referente que tenga los conocimientos adecuados no sólo para el marcaje previo a la cirugía, si no para todo el proceso. “Tengo una enfermera que es mi ángel de la guarda, me enseñó cómo tenía que comer, vestirme y normalizarlo, que una enfermera llegue, te de la mano, un neceser y te brinde todo su apoyo y unas referencias no tiene punto de comparación”, argumenta Natividad.

A pesar de que existe un gran desconocimiento, actualmente se está trabajando conjuntamente con la asociación científica de los enfermeros estomaterapeutas para que, de una vez por todas, se definan y desarrollen las competencias de la enfermera experta en este campo y  se consiga que los pacientes ostomizados tengan siempre asegurados los mejores cuidados posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *