La Fiscalía pide prisión e inhabilitación para un alcalde por persecución pública a un médico y una enfermera

Un fiscal ha pedido seis años de prisión para Agustín Castelló, un alcalde de Casas de Reina, localidad extremeña de tan solo 194 habitantes. Se le acusa de delitos contra la seguridad de los trabajadores y delitos contra la integridad moral.

Los afectados son un médico y una enfermera que, según apunta el escrito, aprovechando su condición de alcalde los sometió a una “incesante campaña de persecución pública” que ocasionaron baja médica debido a cuadros ansioso-depresivos. Además también se le acusa de que no facilitar que el consultorio tuviera condiciones óptimas de higiene y seguridad y eso impidiera la prestación de servicios básicos.

Por su parte, Castelló se defiende explicando que los hechos se remontan a momentos antes de que fuera él el alcalde y ha alegado que “ya había quejas sobre la enfermera por el trato que dispensaba a los pacientes del pueblo, sobre todo a las personas mayores”, y explica que con el médico nunca hubo ningún problema pero éste se solidarizó con ella y de ahí que la demanda sea doble. Expresiones que faltan el respeto ancianos, a personas con alzhéimer, exculparse de la mala gestión de las vacunas, dejar la calefacción encendida o echar a perder parte del material médico han sido algunas de las cosas que ocasionaron el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *