Cuidar en alta mar: el papel de los enfermeros en los cruceros

Miriam Navarro Serrano es enfermera especialista en Enfermería Obstétrico-Ginecológica (matrona). Actualmente se encuentra de baja por maternidad por el reciente nacimiento de su hija. Con anterioridad, formó parte de los servicios de urgencias de varios hospitales (H. G. U. de Castellón, H. Rey Don Jaime, Hospital La Plana de Vila-Real, Hospital de Sagunto), así como de la asistencia en distintas plantas hospitalarias (cardiología, ginecología, traumatología, etc.) y quirófano. Su primera experiencia en el extranjero fue en el servicio de oncología en la Harley Street Clinic de Londres, lo que le permitió embarcarse en un crucero formando parte del equipo enfermero. Aquí nos cuenta su experiencia. 

Pregunta. ¿Cuáles son las principales funciones que tiene un profesional enfermero a bordo de un barco en un crucero?

Respuesta. En un crucero el personal de Enfermería tenemos rango de oficiales, esto te otorga una serie de privilegios (libertad de poder frecuentar cualquier zona del barco, por ejemplo), pero también obligaciones (siempre hay que ir con el uniforme correspondiente) y responsabilidades (por ejemplo, en caso de simulacros o evacuaciones reales).

El trabajo más conocido, a priori, es en el centro médico, que en el crucero donde yo trabajé abría todos los días, dos horas en horario de mañana y otras dos horas en horario de tarde. El resto del día se atienden urgencias (tanto de pasajeros como de tripulación), previa llamada. Al equipo (médico-enfermero/a) que le toca estar de guardia lleva un busca y una mochila con lo imprescindible para atender una emergencia vital (incluido un DEA y oxígeno), que le acompaña allá donde se mueva por el barco durante ese día de guardia. Hay algunos barcos que tienen la figura del paramédico, y ellos son los que llevan esta mochila y atienden la urgencia en primera respuesta, pero no hay paramédicos en todos los barcos. En el mío, por ejemplo, no había, y esa primera respuesta la realizaba el enfermero. Aparte del busca de guardia, todos en el equipo tenemos un busca personal, que en caso de que el equipo de guardia confirmase la emergencia nos detallaría dónde debemos acudir. Por lo tanto, mientras estás en el barco tienes que estar alerta todo el tiempo porque el busca personal lo tienes que llevar encima obligatoriamente 24 horas los siete días de la semana.

En el centro médico hay dos partes diferenciadas, por una parte se atiende a los pasajeros que vengan (ya sea por afecciones agudas como mareos o dolores abdominales, que es lo más habitual, como para control de enfermedades crónicas) y, por otro lado, se lleva el control médico de toda la tripulación (revisiones médicas, vacunaciones, y también afecciones agudas y enfermedades crónicas). Además, hay que realizar el control de suministros y material del centro médico: pedidos de farmacia, control de funcionamiento de todos los aparatos, reposición de cada box, control de historias clínicas… Aparte de todo esto, el personal de Enfermería de un crucero lleva a cabo labores relacionadas con la salud pública del barco, como control de infecciones (hay protocolos específicos para gastroenteritis o gripe), labores docentes formando al personal no sanitario en RCP o movilización de pacientes, y labores administrativas, ya que el servicio es privado.

P. ¿Cómo es su día a día?

R. El día a día es diferente en función de si estás de guardia o no, y si es día de mar o se está en puerto. En caso de estar de guardia, no se puede salir del barco y, como ya he dicho hay que llevar la mochila de emergencias a todos los lados. Puedes estar en tu camarote tranquilamente mientras no haya ninguna urgencia, ni ningún paciente que requiera ingreso en el centro médico. Si no estás de guardia, solo tienes que acudir al centro médico en sus horas de apertura. Si es día de mar, el resto de la jornada puedes ir donde quieras del barco (piscina, cubiertas, gimnasio, tiendas, restaurantes…), y si es día de puerto, puedes visitar libremente la ciudad donde estés.

P. Desempeñar la labor profesional en un medio que no es el habitual, como es en alta mar, requiere de preparación. ¿Cómo se preparan para su instancia en el barco?

R. Al inicio del contrato se realizan dos semanas de training donde aprendes, en primer lugar, a moverte por un crucero (que aunque parezca una tontería, ¡no es nada fácil y es muy importante!, ya que ante una urgencia tienes que saber acudir a cualquier rincón del barco lo antes posible), también te enseñan cómo funciona el centro médico y todos los aparatos (máquinas de analíticas, Rx, monitores…) y el programa informático de facturación. Además, junto con los otros oficiales no sanitarios que se unen al barco, cada vez que empiezas un contrato tienes que hacer una serie de cursos obligatorios sobre cómo actuar en caso de emergencia (fuego, protocolo de hombre al agua, simulacros…), obligaciones de los oficiales, etc.

P. ¿Cuántos profesionales suelen formar el equipo sanitario en un crucero? ¿Cómo son las instalaciones donde desarrollan su labor? ¿Con qué instrumental cuentan?

R. En el barco que yo estuve éramos tres enfermeros (uno era el supervisor) y dos médicos. Como ya he comentado anteriormente, en otros barcos también hay paramédicos y el número total de personas que forman el equipo puede variar en función del tamaño del barco, siendo estas cinco figuras el mínimo requerido. Las instalaciones son impresionantes, es como un “minihospital” dentro del barco: máquinas para realizar todo tipo de analíticas, máquina de rayos X con conexión online con hospitales en tierra para consultar en caso de duda con especialistas en radiología, box de UCI con todo lo necesario para soporte vital, etc.

P. En caso de emergencia, ¿cómo es el dispositivo de rescate en alta mar? ¿De qué manera se coordinan los diferentes profesionales implicados?

R. Ante un paciente que requiera desembarco, en primer lugar se estabilizará en el centro médico y dependiendo del diagnóstico y de la urgencia para el desembarco hay varias opciones que el capitán y el oficial médico jefe barajarán conjuntamente. Lo normal es que el paciente quede ingresado, y ante la llegada a puerto se organiza el desembarco al hospital con el agente portuario, que es el que se encarga de coordinar todo en tierra (preparar ambulancia, hospital de recepción, hoteles para la familia…). En caso de no poder esperar a llegar al puerto previsto debido a la patología del paciente (por ejemplo, la necesidad de requerir cirugía mayor de urgencia), puede variarse la velocidad del crucero o incluso el rumbo, realizando un cambio de ruta, o dependiendo de las condiciones climatológicas puede desembarcarse al paciente mediante helicóptero.

P. Háblenos de su experiencia a bordo del barco (dónde estuvo, cuánto tiempo, etc.). ¿Qué podría destacar de ella?

R. La compañía tiene cruceros por todo el mundo. Yo estuve en dos distintos, el primero fue para las dos semanas de training que he comentado antes, en el Sapphire Princess, haciendo la ruta de L.A. a Hawaii, y luego me destinaron al Pacific Pearl, que está en la zona de Australia, haciendo varias rutas, hacia las islas del Pacífico sur (Nueva Caledonia, Vanuatu, Fiji) o hacia Nueva Zelanda. La verdad es que ambos destinos me parecieron impresionantes y estuve muy feliz de que me tocase tan lejos… ¡son lugares que he visitado de forma gratuita!

En total estuve cuatro meses y medio, y en este tiempo te pasa de todo… Hay cosas positivas como lo de viajar gratis, conocer mundo y mucha gente con distintas culturas, pero obviamente tanto tiempo lejos de casa también tiene sus cosas negativas. Sobre todo echas mucho de menos a la familia, con la cual estás en contacto, pero tengo que decir que la comunicación a veces es bastante mala, y si tienes pareja (que era mi caso), se hace aún más duro. Creo que esta es la principal razón por la que siempre suelen necesitar personal nuevo, la gente lo prueba como experiencia, e incluso puedes repetir un par de contratos, pero no es un trabajo estable y definitivo, ya que no es compatible con tu vida real. Siempre digo que es como vivir en un reality.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *