¿Estamos preparados los servicios de #Urgencias #Prehospitalarias para el terrorismo yihadista?

El mundo cambia constantemente.

La manera en la que trabajaba mi padre no es la mía, y la mía no será la de mis hijos, si es que alguno de ellos decide escoger este camino.

El entorno, los recursos y la ciencia son diferentes, y nosotros también.

Y en este mundo globalizado, lamentablemente en Europa, la amenaza terrorista yihadista ya es una realidad.

Es un nuevo hándicap al que tenemos que enfrentarnos aquellos que trabajamos en primera fila.

©univisión

Nuestra historia más reciente está marcada por el terrorismo, aunque sea de otro tipo. Las Fuerzas de Seguridad del Estado al igual que Sanidad Militar tienen experiencia en afrontar este tipo de amenazas, pues practican y trabajan bajo estos escenarios.

En el último congreso de la SEMES de Alicante 2017, comprobé en primera persona el gran nivel que tienen los profesionales de Sanidad Militar (Grupo Enfermería Militar SEMES), pues participé del curso de Asistencia Sanitaria en Atentados Terroristas con Tirador Activo.

Asistir a dicho curso fue una decisión acertada pero, ¿qué pasa con los profesionales que trabajamos en urgencias extrahospitalarias?

¿Estamos todos preparados para afrontar con garantías una amenaza así?

¿Hacemos este tipo de cursos y simulacros?

¿Tenemos el equipo de protección individual apropiado?

¿Contamos con material para controlar una hemorragia en estos escenarios?

¿Conocemos los protocolos de atención en un Incidente de Múltiples Víctimas o el sistema de triaje establecido?

Cada Comunidad Autónoma tiene su propia competencia en materia de sanidad.  Las diferentes Consejerías y Gerencias manejan sus servicios de urgencias extrahospitalarios a su manera, unas por supuesto implicándose más y otras mucho menos.

He asistido a simulacros que realmente persiguen aprender a coordinar y mejorar las acciones de sus equipos ante un incidente de múltiples víctimas (IMV), y otros que solo dibujan escenarios para justificar sus gastos o aparecer en algún medio regional de comunicación.

No es momento de reprochar lo que pudimos haber hecho y no lo hicimos. Es tiempo de actuar. De valorar nuestras necesidades logísticas y de formación para tomar decisiones que mejoren la capacidad resolutiva de nuestros equipos.

Porque es una irresponsabilidad saber que algo puede ocurrir, y no prepararnos para ello.

Los profesionales de Urgencias y Emergencias que trabajamos a pide de calle no podemos impedir que un atentado suceda, pero podemos y debemos estar preparados para afrontarlo con garantías cuando este ocurra.

Y tú, ¿lo estás?

#NoTincPor #NoTengoMiedo

 

J.M. Salas – Con Tinta de Médico

Para poder acceder al post original haga click en el siguiente enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *