El papel de la enfermería en la donación de sangre

Hemos entrevistado a Pilar de la Peña, enfermera y responsable del Departamento de Promoción del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid para conocer las funciones de un profesional en este ámbito, la importancia de la donación en cualquier época de año y las medidas que se deberían poner en marcha para fomentar y promover la donación de sangre, un aspecto de gran importancia dentro del Sistema Nacional de Salud.

Pregunta: ¿Qué funciones desempeña un profesional enfermero en el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid?

Respuesta: El papel fundamental de la enfermería en el Centro de Transfusión es la atención al donante, si bien también desarrollamos tareas en algunos laboratorios, en el área de hemovigilancia, de histocompatibilidad, en promoción de la donación, área de la que yo, enfermera, soy responsable, y de coordinación y dirección de equipos.

P.: ¿Cómo es el trabajo diario de un enfermero en un centro de este tipo?

R.: Centrándonos en esa tarea fundamental de atención al donante, la enfermería se encarga de todo el proceso de la donación. Realiza la entrevista y valoración previas del donante, y atiende la donación en sí, que es mucho más que la simple técnica de canalización de una vía para extracción, sino aplicar la esencia de la profesión enfermera: el cuidado.

El donante es una persona sana que viene voluntariamente al Centro de Transfusión, altruista y solidaria, pero que tiene dudas, miedos, temores, que demanda información, a la que hay que dar consejos para una postdonación adecuada y que en ocasiones puede sufrir efectos adversos (mareos, lipotimias, hematomas…) y todo ello requiere estar entrenado en habilidades y poseer los conocimientos necesarios para aplicar las intervenciones enfermeras adecuadas.

Un buen cuidado de enfermería durante el proceso de la donación es la mejor herramienta para la fidelización de los donantes.

Por otra parte la promoción de la donación tiene un componente muy importante de educación para la salud. Se trata de informar, sensibilizar y concienciar a la población de la importancia de las donaciones para el mantenimiento de la salud. Y para ello se implementan programas de aprendizaje servicio (APS) en centros de enseñanza, se imparten charlas en empresas, organismos, asociaciones, se organizan visitas guiadas al Centro en las que se hace un recorrido siguiendo el camino de la sangre desde la donación y procesamiento hasta su distribución, se realizan intervenciones en medios de comunicación, se imparten cursos para profesionales, se mantiene presencia en redes sociales…

P.: ¿Qué importancia tiene la donación de sangre dentro del sistema sanitario español?

R.: La importancia es máxima. Los componentes sanguíneos, es decir, los hematíes, plaquetas y plasma y derivados plasmáticos, forman parte fundamental de muchas terapias y muchos procesos: quirúrgicos, médicos, oncológicos, obstétricos, pediátricos, trasplantes, urgencias… Sin la sangre no serían posibles. Y de momento la sangre no se puede fabricar. Las transfusiones dependen de la donación que, en España, es 100% voluntaria y altruista.

P.: Recientemente ha surgido la noticia de que en Madrid hace falta, de forma urgente, sangre tipo AB-, ¿a qué se debe este hecho?, ¿por qué ese grupo específicamente?

R.: El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid tiene establecidas para los hospitales unas reservas de seguridad de sangre que equivalen a la cantidad que se necesita para diez días de transfusión. Estas reservas se encuentran repartidas entre los hospitales y el propio Centro, encargado de mantenerlas.

Es verdad que el grupo AB negativo puede recibir sangre de todos los grupos negativos, pero lo ideal es que cada enfermo reciba sangre de su grupo y por lo tanto lo correcto es que las reservas de todos los grupos estén equilibradas. En ocasiones el desequilibrio entre transfusiones y donaciones hace que algunos grupos se desequilibren y en este caso, un grupo muy poco frecuente, con solo el 0,5% de la población donante, un consumo por encima de lo habitual en un trasplante, un sangrado… hacen que la bajada de las reservas sea más patente.

P.: ¿Qué importancia tiene la promoción de la donación de sangre? ¿Hay alguna época del año especialmente recomendable para donar, o es indiferente?

R.: La promoción de la donación es el primer eslabón de la cadena transfusional, necesario para asegurar un adecuado nivel de donaciones en cantidad y en calidad. Como ya he dicho antes la información, sensibilización y concienciación de la población en todos sus ámbitos (escuela, centros de estudio, trabajo, medios, profesionales de la salud…) es fundamental para conseguir la autosuficiencia en sangre que Madrid tiene ahora mismo.

Y tiene que ser un trabajo diario, porque es necesario que todos los días haya donaciones. Estamos hablando de un tejido que tiene un tiempo de caducidad (42 días los glóbulos rojos, tres años el plasma congelado y solo cinco días las plaquetas). Los españoles en general somos una población con un gran corazón, en los momentos de accidentes, tragedias, atentados, etc. enseguida acudimos en masa a los puntos de donación. Pero en esos momentos críticos los pacientes no pueden esperar a las donaciones, la sangre tiene que estar ya preparada para transfusión, y la sobredonación tampoco es buena porque la caducaría.

Por todo ello cada día del año es una buena época para donar. Y esto hay que recordarlo de manera especial en los periodos vacacionales en los que los desplazamientos y el relax hacen que bajen sensiblemente las donaciones.

P.: Desde su punto de vista, ¿cree que se deberían tomar medidas o incentivar las campañas para fomentar la donación, ya sea por parte de las Instituciones o desde asociaciones sanitarias?

R.: En ocasiones se echan de menos campañas institucionales, a nivel nacional, similares a las realizadas con la donación de órganos o de médula.

P.: Como enfermera, ¿qué medidas cree que se deberían tomar?

R.: Mi apuesta personal fundamental es el trabajo en la escuela: la introducción en el desarrollo curricular de la educación primaria y secundaria de la donación de sangre como tema transversal.

Por ello desde el Centro de Transfusión apostamos por la participación, junto con institutos, ayuntamientos y hospitales, en programas de aprendizaje servicio (APS), en proyectos educativos con un fin social. En el aprendizaje servicio son los propios chicos los que identifican en su entorno una necesidad social, cultural o ambiental, en este caso la importancia de las donaciones de sangre, y pasan a la acción desarrollando un proyecto del que son protagonistas. Durante el aprendizaje refuerzan conocimientos de algunas áreas curriculares  pero también desarrollan habilidades y valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *