Drones para tratar paradas cardíacas extrahospitalarias

Un estudio, elaborado en el Instituto Karolinska, en Estocolmo, Suecia, y publicado en la revista JAMA, ha puesto de manifiesto que los drones equipados con sistemas GPS y desfibriladores automáticos acuden en menor tiempo, una media de 16 minutos antes, que los servicios sanitarios de urgencias al lugar en el que se ha producido un caso de paro cardíaco extrahospitalario.

© Infosalus

La investigación se desarrolló, en octubre de 2016, mediante el análisis de los tiempos de respuesta en parámetros como la reacción y la llegada a la ubicación específica que estos aparatos y los equipos sanitarios presentaban desde la recepción de llamada. Para la elaboración se emplearon 18 vuelos, de alrededor de 3 kilómetros de distancia de media, de drones para atender a sendas simulaciones de paradas cardíacas; en este sentido, los autores del estudio afirman que estas nuevas herramientas fueron enviadas a sitios en los que estos sucesos se dieron entre 2006 y 2014.

Así, la investigación del Instituto Karolinska reveló que el lapso de tiempo que los drones tardaban en ser dirigidos a la zona de la parada cardíaca después de recibir la notificación del suceso era de 3 segundos, frente a los 3 minutos que presentaban los equipos de emergencias; por otro lado, este nuevo método se demoró alrededor de 5 minutos en presentarse en el lugar del acontecimiento, mientras que los servicios de urgencias extrahospitalarias tardaron de media 22 minutos en llegar a dicha ubicación.

Por otro lado, los autores han declarado que, a pesar de que la reducción del tiempo de atención es clínicamente significativa, debido al escaso número de pruebas y a las buenas condiciones climatológicas con las que contaron cuando las realizaron, es necesario seguir haciendo análisis en estos aspectos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *