La obesidad infantil potenciada por la publicidad

Cada vez  los niños pasan más tiempo expuestos a la publicidad, lo que repercute de manera directa e indirecta en su salud. La televisión e internet son los principales canales por los que las empresas de alimentos infantiles se patrocinan. Según el resultado de un estudio publicado en la revista The Lancet, la obesidad infantil es una inversión para las futuras ventas.

Los niños  están expuestos cada año a 7.500 impactos que les incitan al consumo de alimentos anunciados. Al día, un niño ve 25 anuncios de helados, galletas, bollería industrial o cereales azucarados. Productos bajos en nutrientes e insanos. La industria alimentaria patrocina estos productos acudiendo a trucos y tecnicas concretas. Muchos  de ellos se anuncian haciendo hincapié en lo sanos y naturales que son todos sus ingredientes. Según el estudio, el 80% de los anuncios que utilizan este mensaje son los menos sanos del mercado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dictaminó que si tuviéramos que mantener únicamente la publicidad que cumple con los criterios idóneos, se debería retirar de la programación tres cuartas partes de los anuncios de alimentación infantil.

En el estudio expuesto en el último número de La Gaceta Sanitaria, publicada por la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), se demostró que un 82% de los anuncios de alimentos procesados con mayor cantidad de grasas y azúcares iban dirigidos al público infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *