El comienzo de la primavera: las alergias y los profesionales enfermeros

Hoy, 20 de marzo, empieza la primavera. Y, como cada año, con esta estación llegan las alergias. Para conocer la implicación de la enfermería en el tratamiento de estas dolencias hemos entrevistado a Amparo Gaitano García, coordinadora del Grupo de Trabajo de Enfermería de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP).

Pregunta: ¿Cómo afectan los factores ambientales a las alergias respiratorias?

Respuesta: Los factores ambientales afectan mucho a los alérgicos por causa respiratoria. Los ácaros del polvo que se acumulan en las casas, en los sofás, colchones, muñecos de peluches, los pólenes de las plantas, árboles y/o flores, que cuando hace viento se esparcen por el aire, la humedad de los sótanos, almacenes, baños, donde proliferan los hongos, los cambios climáticos, la contaminación ambiental…Todo esto puede provocar y empeorar la alergia respiratoria.

P.: ¿Qué otros factores influyen?

R.: El factor hereditario. Los niños de padres alérgicos suelen estar genéticamente predispuestos a ser también alérgicos. El humo del tabaco, los gases, aerosoles, productos laborales… Todos ellos pueden empeorar el problema alérgico.

P.: Además de antihistamínicos e inhaladores, ¿hay algún otro remedio?

R.: La Inmunoterapia. Es el único tratamiento que puede modificar la evolución de la alergia. Consiste en administrar al paciente dosis progresivas del extracto causante de su alergia, debidamente purificado y estandarizado. Normalmente se administra por vía subcutánea, aunque también hay extractos que se pueden administrar por vía sublingual

P.: ¿Deberían fomentarse las campañas de realización de pruebas para la detección de alergias?

R.: No. Solo si se sospecha que los síntomas que tiene el paciente pueden ser debidos a una causa alérgica. Entonces hay que derivarlos al especialista para que le haga las pruebas correspondientes.

P.: En su página anuncian la 41.º edición del Congreso SEICAP, ¿es un punto de encuentro científico adecuado para el intercambio de investigaciones?, ¿han podido observar una evolución, desde el punto de vista tecnológico o cuantitativo, con respecto a ediciones anteriores?, ¿qué mejoras han podido observar en el tratamiento de las alergias?

R.: Efectivamente es un punto de encuentro donde se presentan los avances, desde todos los puntos de España, tanto en investigación sobre extractos de vacunación como en diferentes tipos de alergias.

Desde el punto de vista tecnológico ha habido una gran evolución en el tratamiento, con inmunoterapia y con anticuerpos monoclonales. La inmunoterapia es mucho más específica actualmente. Se trabaja con proteínas de frutas, látex, LTP (proteínas transportadoras de lípidos).

Enfermería colabora activamente en los Congresos de la SEICAP con una jornada en la que se presentan formas de actuar sobre el niño alérgico en todos los ámbitos donde se mueve, el domicilio, la escuela, ambiente lúdico (cumpleaños, fiestas), etc.

P.: ¿Qué papel tienen los profesionales enfermeros en el tratamiento de las alergias?

R.: Los enfermeros tenemos un papel muy importante en la consulta de Alergología. Se basa en dos vertientes de actuación: la técnica y la educación.

Efectuamos todas las técnicas diagnósticas al paciente, que son muy específicas: espirometrias, prick test, rinomanometrias, patch test, analíticas, etc. Administramos la inmunoterapia.

Proporcionamos la educación al niño y familia según el tipo de alergia que tenga: respiratorio, alimentario, medicamentoso y/o dermatológico… Adiestramos en la administración de la medicación a un niño: cómo sujetarlo, cómo usar los inhaladores, etc. Aconsejamos medidas de control del medio ambiente doméstico y recomendaciones en la época polínica. También cómo actuar ante una anafilaxia y manejo del autoinyector de adrenalina.

Asimismo, damos formación sobre alergias, síntomas y tratamiento a compañeros de Atención Primaria y en las escuelas, para prevenir en lo posible las reacciones alérgicas y promocionar la salud de la sociedad.

Toda una labor muy específica y concreta.

En este sentido, y respondiendo a la misma cuestión, Cristina Mañas, coordinadora del Comité de Enfermería de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), a quien también hemos preguntado por este tema, nos afirma que «los enfermeros son los profesionales sanitarios  responsables de los cuidados. Realizan  intervenciones de prevención y promoción de la salud que tratan de controlar los factores de riesgo asociados a los estilos de vida y que pueden condicionar la aparición o agravamiento de la enfermedad alérgica. Realizan numerosas pruebas que contribuyen al diagnóstico médico de las enfermedades alérgicas y administran los tratamientos pautados en los diferentes niveles de atención sanitaria. En los casos de pacientes alérgicos  de complejidad menor,  los enfermeros  realizan  intervenciones de educación, acompañamiento y apoyo en el autocuidado Los pacientes alérgicos de complejidad media,  requieren una “gestión de la enfermedad” con la suma  de autocuidados y cuidados profesionales. En éstos pacientes es clave la capacitación para el autocuidado y el grado de compromiso en el cuidado de su salud para poder ser lo más autónomo posible y tomar decisiones respecto a su salud. Los pacientes de mayor complejidad, con frecuente  comorbilidad y nivel de dependencia, requieren de los enfermeros  “una gestión integral” con cuidados profesionales avanzados, multidisciplinares y en estrecha colaboración con el paciente y familia».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *