Iker Jiménez: “Las enfermeras para mí están en la cúspide moral de esta sociedad”

Un apasionado de lo misterioso. Amante del periodismo de lo desconocido. Se define a sí mismo como un verdadero curioso de la vida. Él es Iker Jiménez, periodista especializado en investigación y presentador de Cuarto Milenio, un programa que después de doce temporadas  en pantalla sigue atrayendo al público cada domingo.

Hoy, Iker Jiménez abandona la Nave del Misterio para compartir con nosotros su visión sobre las enfermeras, a las que califica como “ángeles de la guarda cotidianos”.

iker-jimenez

Iker Jiménez / Annaïs Pascual

Pregunta. Periodista, presentador del programa Cuarto Milenio que lleva más de 10 años en pantalla ¿Qué tiene Cuarto Milenio que resulta tan atractivo para la audiencia? ¿Qué temas “enganchan” más a los espectadores?

Respuesta. Creo que hemos logrado popularizar una serie de temas que antes eran marginales, pero que apasionan a una gran parte del público. Lógico, pues los grandes misterios siguen tan presentes como el primer día de la Historia.

En el programa los hemos llenado de ciencia, de especialistas, de arqueología, de investigación criminológica…es decir, hemos ampliado el abanico. Hago el programa que me interesa como verdadero curioso de la vida. Y creo, por los datos, que somos muchos los curiosos de la vida.

Los temas que más enganchan curiosamente no son los de “miedo” o “cosas sobrenaturales”, que es un poco el sambenito que tiene el programa. El debate sobre “La Otra Educación”, por poner un ejemplo, es de los de más audiencia. Temas muy reales, pero que no se cuentan.

Pregunta.  Después de tanto tiempo metido en el mundo del periodismo de investigación ¿Has grabado algún programa que te haya gustado especialmente? Fuera del ámbito laboral ¿Has tenido alguna experiencia personal sobre estos temas?

Respuesta. Lo mejor que hemos hecho, para mi es el homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente, un maestro, un pionero, un español que cambió su mundo. Lo terminamos eriguiendo una escultura suya en el pueblo donde nació y adonde llegan hoy muchas familias enteras. Y el espíritu del mensaje de Félix se renueva entonces. Yo me siento orgulloso.

Algo comparable sería “El Salto Infinito” especial de dos horas sobre el misterio del arte rupestre. Me pasé ocho meses en las cuevas más prohibidas de la prehistoria. Allí donde nace la magia, la religión, el arte, la mente abstracta. Todo. En Altamira precisamente, a solas, en la oscuridad, tuve la experiencia más fuerte y luminosa de mi vida. La que me transformó para siempre.

Pregunta. En los hospitales, las enfermeras están en contacto directo con la propia muerte, son muchos los casos de estos profesionales que han confesado tener sucesos paranormales en sus centros de trabajo. A lo largo de tu trayectoria, ¿os habéis encontrado con el testimonio de alguna enfermera que haya experimentado este tipo de experiencia?

Respuesta. Hemos contado decenas. Si mis cálculos no fallan, habrán pasado por Cuarto Milenio, en plató o reportajes, más de ochenta profesionales de la Enfermería. Nadie como ellas para saber lo que de verdad ocurre en la franja entre vida y muerte. En ese paréntesis donde pasan cosas increíbles.  Mi admiración por su labor, y por su valor, es absoluta.

Pregunta. Al margen de este tipo de experiencias, ¿qué representa para ti la figura del profesional enfermero?

Respuesta. Un ángel. Con todo lo que significa. Y cuando he tenido, por asuntos familiares, que convivir más con estos profesionales, más me he dado cuenta de su valor. De su entrega, de su afecto. Y esto es muy importante. He detectado un cariño que no debe ser sencillo mantener.

Para mí, están en la cúspide moral de esta sociedad.

Pregunta.  Has confesado no tener teléfono móvil, algo que hoy día parece imposible ¿Qué te llevo a tomar esta decisión? ¿Cómo gestiona un periodista su trabajo sin esta herramienta aparentemente necesaria?

Respuesta. Bueno, mi mujer lleva tres móviles, por mi culpa y necesidad de ser un poco prehistórico. Yo me manejo más por el mail. A veces llevo alguno de la empresa en situaciones concretas, pero me lo olvido, lo dejo por ahí. Soy un desastre. Me siento libre. Lo que digo lo digo por escrito. Y me cunde más el tiempo.

Pregunta. ¿Podremos verte en nuevos proyectos próximamente?

Respuesta. Seguro. Bueno, esto de Cuarto Milenio ZOOM, donde hablaremos también de Medicina, es la última apuesta. Una especie de informativo que cuenta lo que nadie cuenta. Yo siempre estoy pensando en nuevos proyectos.

El propio programa Cuarto Milenio está siempre renaciendo y resucitando. Creo que es lo que todos deberíamos hacer.

PÍLDORAS

¿Con qué palabras definirías la labor enfermera?

 Ángel de la guarda cotidiano.

¿Qué no falta en tu botiquín?

 Ibuprofeno. Dalsy. Tiritas. Agua oxigenada.

¿Ejercicio: en un gimnasio o al aire libre?

 Sigo jugando al fútbol en un equipo de veteranos a mis 43 años. Aire libre siempre.

¿De qué alimento no podrías prescindir?

 La verdad es que lo que más me gusta es la pasta. Aunque soy buen gourmet, o eso creo.

Si no fueras periodista, ¿qué otra profesión hubieras elegido?

 Nunca he soñado otra cosa. Sería un escritor curioso, un poeta, un viajero hacia el enigma de sí mismo.

 

  1. Hola soy enfermera y me encantó la nota, creo que hay un misterio realmente en cuanto a mi trabajo cotidiano desde el nacimiento de un niño hasta la muerte cualquiera sea su edad pasamos de un extremo a otro, pero maravilloso de experimentar, algo muy intenso e inexplicable a veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *