La necesidad de las enfermeras escolares en los centros educativos

El papel de la enfermera escolar en los centros educativos es primordial. Una reivindicación que no solo realiza el colectivo enfermero, se trata de una necesidad básica para asegurar la calidad asistencial de los alumnos. Una figura que no solo realizar la función asistencial, además imparte formación sobre educación en salud, atiende a los niños con enfermedades crónicas, etc.

El Sistema Educativo Español cuenta con diferentes centros de enseñanza según su tipo de gestión (pública, concertada y privada) y según el tipo de alumnado que atiende se distinguen los Colegios de Educación Especial (CEE) para Alumnos Con Necesidades Educativas Especiales (ACNEE), entendiendo estos a alumnos con alguna discapacidad psíquica, física y/o sensorial; Colegios de Educación Infantil y Primaria (CEIP) y Centros de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato (IES), algunos ordinarios y otros de integración preferente para alumnos con problemas motóricos o trastornos graves del desarrollo. En referencia a ello, las necesidades, los recursos humanos y materiales son diferentes en cada uno.

Pero, ¿cómo funciona realmente la Enfermería en los distintos centros de enseñanza? Para despejar esta cuestión entrevistamos a Natividad López Langa, enfermera del Centro Público de Educación Especial María Soriano (Madrid) y presidenta de la Asociación Madrileña de Enfermería en el Ámbito Educativo (AMECE) y a Eva Díaz Sesé, enfermera del Colegio Joyfe de enseñanza privada (Madrid).

Centro Público de Educación Especial María Soriano

maria-soriano

Centro Público de Educación Especial María Soriano

“La enfermera es un profesional sanitario básico no solo para realizar la función asistencial, la más clara y visible, también fomenta la adquisición de hábitos de vida saludables en toda la Comunidad Educativa (EPS) y participa en todas las actividades que se organizan en los colegios”, afirma López Langa.

El perfil de enfermera escolar, considerado emergente dentro de la Enfermería, es cada vez más una necesidad sentida y expresada. En España, está presente en determinadas comunidades autónomas y en todos los tipos de enseñanza, en mayor o menor medida, en función a criterios poco uniformes en la actualidad. Desde AMECE, comenta Natividad López, a través de las Competencias Profesionales de la Enfermería Escolar (junio 2015), avaladas por la Comisión Científico Técnica del Ilustre Colegio Oficial de Enfermería de Madrid,  se pretende crear un cuerpo de conocimientos común, con el fin de promover la unificación del marco teórico de dicho perfil.

Centro de 24 horas de asistencia

El centro María Soriano funciona las 24 horas del día y cuenta con una residencia y departamento sanitario además de las aulas. En él se escolarizan alumnos no solo de la zona, también de toda la Comunidad de Madrid debido a que padecen patologías muy graves y con un grado de dependencia total para las actividades de la vida diaria, que en otros colegios no pueden ser atendidos y tiene un convenio de colaboración con la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos de la Comunidad de Madrid desde el año 2008.

López Langa insiste en que el equipo sanitario está compuesto por auxiliares de Enfermería, enfermeras, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y médicos y que cada perfil profesional sanitario, conjuntamente con todos los profesionales docentes, favorece a que los alumnos estén en las mejores condiciones de salud para llevar una escolaridad adaptada a sus necesidades específicas.

El papel de la enfermera

Según Natividad López, el profesional enfermero generalmente está en la consulta de Enfermería y atiende de manera programada o bien todas las incidencias que ocurren a lo largo de la jornada escolar.

“Acude a las aulas donde informa a los tutores de temas de salud relevantes de sus alumnos y recoge información que suelen aportar las familias a través de la agenda escolar”.

Un momento del día importante, destaca Natividad López, es la atención en el comedor donde además de administrar medicación, hay un seguimiento de todas las adaptaciones de los menús (alergias, intolerancias, celiaquías, problemas deglución, alimentación por gastrostomía…) y está alerta ante cualquier urgencia que pueda surgir.

En los casos en los que no hay presencia de enfermeras escolares en los colegios tanto de educación especial como ordinarios, “repercute entre otras cosas en que aumenta el absentismo escolar porque el alumno con distintas patologías no pueden ser atendidos en su día a día más que por enfermeras escolares y favorecen un mejor control de su proceso patológico”, destaca López Langa.

En cuanto a las instalaciones del centro educativo, la consulta de Enfermería escolar supone el espacio físico donde se realizan la mayoría de cuidados enfermeros,  así como la atención de urgencias,  durante el  horario lectivo. Este espacio, según Natividad López, “debe estar dotado de  la instrumentación sanitaria necesaria para desarrollar la práctica profesional. A la hora de decidir qué local se destinará para establecer la consulta de Enfermería en la escuela y qué material ha de ser imprescindible se debe tener en cuenta una serie de aspectos que vendrán condicionados por el tipo de centro educativo, la edad y las particularidades del alumnado, así  como sus posibles limitaciones físicas y/o psíquicas”.

Colegio Joyfe

joyfe

Colegio Joyfe

Eva Díaz, enfermera del centro, destaca que el profesional de Enfermería realiza intervenciones de promoción de la salud, prevención de enfermedades y de accidentes, además de atender las incidencias sanitarias que ocurren a lo largo de la jornada escolar  a los alumnos, personal docente y no docente. “Esto supone reducir el absentismo escolar y favorece la autonomía e integración de alumnos con enfermedades crónicas (asma, diabetes…), así como la conciliación familiar y laboral de los padres”, aclara.

Eva Díaz resalta que la enfermera en los colegios ordinarios está sola como autoridad sanitaria y  es garante de salud de los alumnos, con la responsabilidad que ello conlleva y el gran vacío legal que existe aún hoy en relación con la Enfermería escolar.

Función de la enfermera en el centro

La enfermera está habitualmente en la consulta de Enfermería atendiendo tanto las consultas programadas como las incidencias que van llegado a los largo del día. En el Colegio Joyfe de Madrid, aclara Eva Díaz, la enfermera puede estar en todos los espacios del colegio, puede acudir a resolver una urgencia o bien a un aula para realizar EPS con los alumnos en colaboración con los tutores o bien para comentar con los tutores los aspectos más relevantes a tener en cuenta en los procesos patológicos de sus alumnos.

En el centro, hay a disposición de los alumnos una enfermera en jornada completa y otra en horario de comedor para atender el importante volumen de alumnos con dietas especiales: sin sal, hipercolesterolemia, ricas en fibra, astringentes…; dietas de alumnos con alergias/intolerancias alimentarias; control de alumnos diabéticos: glucemia, administración de insulina, pesado de alimentos  según raciones de hidratos de carbono; y cualquier otra incidencia que se dan en un comedor escolar: náuseas, vómitos, fiebre, atragantamientos, etc.

Además, en el recreo del comedor, al igual que en otro recreo escolar, pueden surgir múltiples incidencias que pueden ir “desde heridas y traumatismos leves hasta fracturas o traumatismos craneales graves que han de ser tratados en el momento por la enfermera mientras acuden los servicios sanitarios de urgencia”.

La enfermera del centro explica que, por su parte, el colegio Joyfe tiene una consulta de Enfermería y “cuenta con los materiales necesarios para atender a los alumnos”, unas veces se tramitan a través de las familias y los médicos de los alumnos y otras es el colegio el que proporciona ciertos materiales y mobiliarios específicos.

“En general, todas las consultas de Enfermería en los colegios deben tener un espacio suficiente, ventilado y con una serie de mobiliario e infraestructuras mínimas, adaptando todo esto en ocasiones a las necesidades que puedan presentar los alumnos y sus problemas de salud”, aclara Eva Díaz.

En cuanto a los centros que no disponen de una enfermera escolar, Eva Díaz concluye que: “Todos los niños tienen derecho a estar atendidos durante el horario lectivo por una enfermera escolar ya que el profesorado no está capacitado para atender las necesidades de salud porque no son sus competencias profesionales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *