Día Internacional de la Enfermería. En España faltan 140.000 enfermeros

Llega mayo y una vez más celebramos el Día Internacional de la Enfermería, todos nos sumamos para intentar dar visibilidad y destacar el peso y la responsabilidad de nuestra profesión en las diversas sociedades de cada país. De hecho, el lema que propone el Consejo Internacional de Enfermería (CIE), acompañado de un documento explicativo, es:

Las enfermeras, una fuerza para el cambio: eficaces en cuidados, eficientes en costos.

Leo el documento en cuestión y entiendo que a las enfermeras, sobre todo a las españolas, les falta algo fundamental para poder ser escuchadas y tenidas en cuenta: nos hace falta ser políticas. En todos los documentos que se publican en los que se recoge que la enfermería es imprescindible en los sistemas de salud, que debe estar más presente en todos los niveles de atención, que el no cubrir ratios enfermera/habitantes supone un riesgo para la vida y la salud de las personas, que la atención que posibilita la enfermería ayuda a reducir costos y mejora la eficacia…, sí, todo lo que se publica de continuo en diversos medios destacando nuestro papel da idea de la importancia que debería tener nuestra profesión en la toma de decisiones; pero en España, seguimos un año más tan invisibles como el año pasado y fuera de los órganos de decisión más importantes. Bueno, seamos honestos: no seguimos tan igual; gracias a la labor de muchos enfermeros investigando, innovando, generando conocimiento, cuestionando todo lo que no es evidencia/ciencia, divulgando nuestro papel…, los enfermeros somos cada día menos una entelequia y más una realidad patente. Pero vamos demasiado lento.

lola-montalvoEs curioso que nuestros más altos representantes vivan a espaldas de la realidad de la enfermería española. Un ministro que afirma sin rubor que «las enfermeras no pueden prescribir porque no diagnostican», es un ministro mal informado… Un presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) que afirma que «la prescripción enfermera es un grave riesgo para los enfermos», muestra una irresponsabilidad, no acorde a su puesto, que podría resultar dañina; quiero pensar que fue fruto de su ignorancia y no que tal afirmación fue malintencionada. Y un presidente del Consejo General de Enfermería (CGE) que responde a estos ataques insultando y denunciando, en lugar de con diálogo y datos, da idea de lo mucho que le queda a la Enfermería por lograr. Porque hoy día, en 100 años que llevamos ya como profesión regulada, no decidimos nada… «Nos deciden» si se me permite el juego “bobo” de palabras. ¿Aún no somos mayores de edad?

Estamos fuera de donde se toman decisiones del Sistema Nacional de Salud. Estamos tan fuera que hasta en la «Bitácora Enfermera», ese punto de encuentro que el CGE ha creado para aunar visiones y opiniones, la mayor parte —por no decir todos— de los blogueros enfermeros con cierta trascendencia en este país e internacionalmente, están absolutamente ausentes. No hay ni uno. Nuestro presidente quizá necesitaba una atalaya para hacer escuchar sus particulares puntos de vista con respecto a las enfermeras; pero su atalaya le coloca lejos de las enfermeras, no se suma —por lo menos no tengo noticia de ello— a la voz de otros que ya llevan años haciéndolo… y haciéndolo muy bien. Nuestro presidente habla y se habla en esa bitácora al margen de todos los demás enfermeros. Lleva un ritmo propio acompasado sólo por algunos elegidos, tan bien elegidos que todos hablan de miles de cosas, pero ni uno solo cuestiona al presidente del CGE en su papel de representante de todos los enfermeros españoles ante los ciudadanos y ante los políticos.

Celebramos el Día Internacional de la Enfermería y nuestros 100 años como profesión regulada… Faltan 140.000 enfermeros, somos los únicos (junto con los técnicos auxiliares en cuidados de Enfermería –TCAE-) que estamos 24 horas al día con los enfermos, somos los primeros que atienden a los enfermos en sus urgencias de planta y, casi casi en las rurales, y no tenemos voz porque no somos políticos.

¡Feliz día, compañeros!

Lola Montalvo
Enfermera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *