Nuestro eterno y particular «Juego de Tronos»

Lola Montalvo nos da su visión particular sobre la actualidad enfermera con un nuevo post publicado para diario DICEN. Recordarmos a los usuarios que pueden consultar su blog haciendo clic en el siguiente enlace http://lolamontalvo.blogspot.com.es/

La colegiación para los enfermeros es obligatoria desde hace ya algún tiempo. Si no fuera así -doy fe-, más de uno y de dos… y más -¿miles?- de un centenar de enfermeros no estarían colegiados. Hoy aseguro que yo tampoco. No puedo dar una estadística a este respecto pero, por lo menos en mi entorno, la gran mayoría de colegas se muestran anti sistema colegial. Sí, he dicho «anti» con todo lo que supone de «opuesto a…» y «contrario a…».

Numerosas batallas internas en las sedes de diferentes colegios de enfermería españoles ayudan a que los enfermeros sintamos un hartazgo intenso hacia estos órganos que, lejos de ayudar a los colegiados, parecen ir por libre, persiguiendo ciertas metas que muchos no consideramos propias de nuestra profesión ni de nuestras funciones en los sistemas sanitarios.

¿Qué sucede? ¿Por qué existe esta desafección de los enfermeros hacia el sistema colegial de enfermería? No sé, pero en algunos colegios se han entronado ciertas personas que no buscan el bien común de los colegiados, sino otros intereses —¿Poder? ¿Cargos?… ¿Réditos económicos?—. El colegiado no puede decidir en muchas ocasiones en qué se gasta el colegio sus aportaciones obligatorias; algunas veces las cuentas del colegio no son transparentes ni los colegiados pueden solicitar el conocerlas al detalle; otras, se ve cómo se dedican recursos a cuestiones que nada tienen que ver con el colegio (aulas taurinas…). También es cierto que en ciertos servicios de salud de ciertas autonomías se ningunea o se expulsa a los enfermeros de los órganos de gestión y decisión y sus colegios no mueven ni un dedo para evitarlo; las cuotas, además, en algunos casos son extremadamente elevadas para lo que al final repercute en forma de servicios para los colegiados… Son pequeños esbozos, aunque también es verdad que todo esto no pasa en todas las sedes. En, otras, sin embargo, es peor…

Veo a los órganos directivos de algunos colegios muy alejados de la realidad de la enfermería española. Seguir  ofreciendo solo cursos presenciales de formación, no ofertar cursos preparatorios de oposiciones o de especialidades, no ir a muerte contra las injusticias que se sufren en numerosas bolsas laborales de los servicios de salud… son más muestras de lo que nos molesta a los colegiados. Quizá surgirían más quejas si los colegios se molestaran en conocer sus inquietudes.

Muchos colegiados no ven que les revierta ningún beneficio de sus cuotas. No reciben nada tangible ni apoyo palpable en sus reivindicaciones sociales y laborales… entonces, ¿para qué sirve estar colegiado? ¿Para tener un seguro de responsabilidad civil y un abogado en caso de que te denuncien? En algunos casos no sería necesario, dado que los enfermeros están cubiertos en estas responsabilidades por los servicios públicos de salud en los que prestan sus servicios… ¿Por qué se nos obliga a estar colegiados? ¿Para tenernos atados y nuestras cuotas aseguradas?

¿Qué pasa con los colegios de enfermería? Intento mirarlo con neutralidad y desde el cariño que le tengo a mi profesión y veo todo esto como un Juego de Tronos en el que no sé quién sale beneficiado, pero el que siempre seguro sale perjudicado es el enfermero y la visión que de nuestra profesión se tiene en la sociedad. Nos encontramos en un truculento Juego de Tronos, sí… pero ¿la saga continúa?

Lola Montalvo. Enfermera


Algunos ejemplos:
ASTURIAS: http://www.asturias24.es/secciones/vivir/noticias/guerra-de-comunicados-por-el-colegio-de-enfermeria/1423080217 o http://6000enfermeras.blogspot.com.es/2015/02/codepa-o-el-rapto-de-la-democracia.html
ISLAS BALEARES: http://www.saludediciones.com/2015/02/07/el-colegio-de-enfermeria-espera-que-las-elecciones-de-marzo-cierren-la-crisis-que-ha-abierto-el-consejo-general-de-colegios-oficiales-de-enfermeria-de-espana/
ZARAGOZA: http://www.prnoticias.com/index.php/salud/762-prsalud/20131944-apoyaaeduardo-ipodran-los-enfermeros-doblegar-en-twitter-al-corrupto-colegio-de-zaragoza
MADRID: http://irispress.es/reportajes/2015/02/19/colegio-enfermeria-denuncia-ame-csit/

 

  1. Querida Lola
    Leyendo tu artículo, me ha parecido que más que abogar por la desaparición de estas instituciones, parece que pretendes redirigirlas e, incluso, atribuirles nuevas funciones que hoy día corresponden a otras organizaciones como los sindicatos, por ejemplo. En cualquier caso, tu interés en este asunto, más que distanciarte, te acerca a una junta de gobierno. Creo que serías un buen revulsivo.

    • Cierto, no creo que deban desaparecer, creo que deben cumplir una serie de funciones que hoy día, la gran mayoría de ellos, no cumplen. Creo que deben velar porque se regulen las funciones de enfermería, que deben luchar porque formemos parte de los órganos de gestión y de todo aquél elemento consultivo o decisorio en el que podamos aportar nuestra capacidad como profesionales -y de los que hoy día no solo no nos dejan formar parte si no que nos echan-, creo que deben velar poque la formación sea la mejor…, creo, en definitiva, que los colegios no son nada malo… pero hoy día son un lastre para la enfermería. Y te digo los colegios y no nombro el CGE, ese sí que es un lastre para la enfemrería.
      No creo que yo pueda hacer nada que otros más preparados que yo puedan hacer. Solo intento hacerle ver a los que piensan como yo que no están solos y que los colegios pueden mejorar, pero solo con el trabajo de todos.
      Si no cambian, mejor que desaparezcan…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *